Boda en Iglesia San Juan de Dios [Medina Sidonia]

Medina-Sidonia, testigo del enlace de Christian y Desireé

Y llegó el día. Medina-Sidonia y sus calles iban a ser testigos del día más importante en la vida de Christian y Desireé. Un día que ellos esperaban con ansias, nervios y verdadera emoción. Durante mucho tiempo, habían imaginado como sería el día. Los nervios ya los asaltaron días atrás, conforme la fecha se acercaba y todo lo que ellos deseaban para su boda cogía forma.

En las primeras horas del día, Christian nos esperaba acompañado por sus padres y su hermana en la casa donde creció. Con nervios e ilusión en la mirada, nos contaba lo que habían preparado para el día. Entre sus cosas, una caja sorpresa que Desireé le regaló el día antes con una bonita y emotiva carta. Con la ayuda de su familia, Christian ya se había preparado y solo quedaba esperar para atravesar la puerta de la Parroquia de San Juan de Dios.

A escasos 500 metros de distancia, Desireé nos esperaba. Con muchos nervios, deseando que todo lo que llevaban preparando durante el último año aconteciese como ellos habían preparado. Acompañándola, gran parte de su familia que al igual que ella, apenas podían soportar los nervios sin dejar escapar alguna lágrima. El momento había llegado y su coche ya esperaba en la calle.

La Iglesia de San Juan de Dios, el lugar del “Sí quiero”

A los pies de la parroquia de San Juan de Dios, Christian saludaba a los invitados que llegaban. Los vecinos se concentraban en la acera; nadie quería perderse la entrada de la novia. La ceremonia tuvo momentos muy emotivos con algunas lecturas de familiares que no quisieron dejar pasar la ocasión para dedicarle unas palabras. Cruzaron de la mano las puertas de la Iglesia de San Juan de Dios mientras el arroz y los pétalos volaban. ¡Que empiece la fiesta!

En la Fuente Chica, de Medina Sidonia, ya esperaban los invitados disfrutando de un cocktail y una bebida fresca. Christian y Desireé aprovecharon la ocasión para saludar a todos sus invitados y disfrutar de unos momentos con cada uno de ellos.
Para dar inicio a la fiesta, Desireé y Christian prepararon con mimo durante mucho tiempo su baile, original y divertido. La fiesta comenzó y con ello la recta final de su gran día. Seguro que lo recordarán con mucho cariño y emoción. Por supuesto, nosotros esperamos haber aportado un recuerdo único con nuestro trabajo como fotógrafos de boda. ¡Enhorabuena y que disfrutéis este adelanto!


Deja un comentario