Bodas de oro en Sherry Golf Jerez

Una vida juntos.

Si te dijeran que dentro de 50 años tu pareja y tu seguiréis juntos ¿qué pensarías? Es difícil llegar a pensar en esa idea. Más difícil aun pensar que volverás a casarte con tu pareja y a celebrarlo como si de la primera boda se tratase.

Hoy os traigo una entrada más que especial. Dos parejas que 50 años atrás decidieron casarse en una ceremonia conjunta. Se dieron el “si quiero” cuando la fotografía de boda ni siquiera existía. Sus hijos y familiares pensaron que esta fecha tan importante para ellos no podía pasar como una fecha más en el calendario. Se pusieron manos a la obra para organizar una boda con todos sus ingredientes. Algo íntimo, familiar y emotivo. Todo esto sin que ellos no supieran absolutamente nada de lo que les esperaba.

Sí quiero, 50 años más.

El lugar escogido para la ocasión fue el Sherry Golf en Jerez de la Frontera. Un gran campo de golf con salones de celebración y patios extensos con zonas verdes. Sin que faltara ni un detalle, llenaron el lugar con fotografías antiguas, globos, letras grandes con sus iniciales y todo lo que ese día se merecía. Sus familiares pusieron todo su esfuerzo para que disfrutaran del día como se merecen.

¡Una boda de oro con dos parejas!

La ceremonia fue el momento en el que sus familiares decidieron dedicarles unas sinceras palabras. Quisieron expresarle la felicidad de tenerlos ahí ese día, después de momentos difíciles y de problemas de salud. Agradecieron todo lo que lucharon por ellos y lo que les inculcaron desde pequeños.  Ellos por su parte, volvieron a darse el “si quiero” ¡con alianzas incluidas! y renovaron sus votos matrimoniales.

Durante los aperitivos, proyectaron un vídeo de cada pareja con fotografías que contaban la historia de sus vidas. Momento en el cual pocos invitados pudieron contener sus lágrimas de la emoción.

El banquete fue un momento de unión familiar, recordando antiguas historias, rememorando a personas que desgraciadamente les faltaban ese día. El objetivo de sus familias se cumplió con creces: un día inolvidable para dos parejas inolvidables.

Le deseamos todo lo mejor a Pepe y Lola, Pedro e Isabel. Que seáis igual de felices por muchos años más.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *