Boda en Los Jardines de la Cabaña (El Puerto)


Una ceremonia original y emotiva

Charo y Javi viven en Reino Unido, aunque sienten verdadero amor por su tierra natal. Esta carecería de importancia si no estuviera llena de tantos familiares y amigos que siguen conservando. Hace ya varios años que viven fuera. Sin embargo, nunca perdieron el contacto con sus amigos y siguen manteniendo una relación muy especial. Ellos iban a jugar un papel muy importante en su boda. Desde que conocimos a esta pareja, supimos que todo iban a ser facilidades en el día de su boda. Ellos querían unas fotografías de boda que recogieran la historia del día sin intervenir ni hacerlos posar.

Acudimos a casa de Javi para recoger los momentos en imágenes mientras se vestía junto a sus hermanos y padres. Su madre se encargo de los pequeños detalles, así como de ayudarle en los preparativos. Con todo listo, solo le quedaba esperar a la hora indicada para acudir a la ceremonia.

Charo nos recibió en su casa como a uno más de la familia. Le acompañaban sus padres, sus dos hermanas y su amiga inseparable. Charo compartió con todos los presentes unas copas de champán mientras se peinaba y maquillaba. A escasas horas del momento cumbre del día, los nervios y emociones no podían ocultarse ya. Su abuela la contemplaba mientras ella, entre lágrimas de emoción al verla, terminaba de vestirse. Ya estaba todo dispuesto…

Los invitados empezaron a llegar al lugar que Charo y Javi escogieron para la ceremonia y celebración de su matrimonio: Los jardines de la cabaña. Situado en El Puerto de Santa María, este lugar de celebraciones cuenta con una zona de jardines donde tendrían lugar los aperitivos. Además de la zona de jardines, este lugar cuenta con una carpa dónde más tarde pasarían al banquete.

Una boda en los Jardines de la Cabaña

Bajo la atenta mirada de todos los invitados, Javi llegó y recorrió el camino hasta el altar del brazo de su madre. Sus amigos le esperaban tocando música a ritmo de tambor. Javi no podía ocultar su sorpresa al ver lo que les tenían preparado para su ceremonia. Charo llegaba en un Beattle color verde que una amiga le dejó para la ocasión. Del brazo de su padre, daba los últimos pasos antes de encontrarse con Javi. Ella apenas podía aguantar las lágrimas de la emoción al ver a todos sus seres queridos esperándola. Aún le resultó más difícil cuando al final del pasillo vió a Javi. Se fundieron en un emotivo abrazo y comenzó la ceremonia.

Sus amigos se encargaron de contar su peculiar historia de amor a todos los allí presentes, que disfrutaron con cada pequeña anécdota que compartieron. Una ceremonia original y única. Algunos de sus amigos y familiares más cercanos les dedicaron unas profundas palabras. Quedaba el momento más importante: ¡el sí. quiero! Charo y Javi quisieron realizar el ritual de la arena con su toque especial y sellar su matrimonio de esta forma. No faltaron los votos matrimoniales, que ellos mismos escribieron y se dijeron entre lágrimas de emoción.

Ya como marido y mujer, pasaron a los aperitivos al aire libre, dónde fueron saludando uno a uno a todos sus invitados. Este maravilloso día no había hecho más que empezar. Después de un banquete lleno de sorpresas para Charo y Javi, tocaba hacer su primer baile como marido y mujer. Su amigo, con un saxofón, puso la música para que ellos pudieran deleitar a los invitados con su primer baile. Al final de este, todos los invitados quisieron acompañarlos para dar comienzo a la fiesta.

Enhorabuena por organizar una boda tan original. ¡Esperamos que seáis muy felices! Disfrutad de este pequeño adelanto…


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.